Especial Journal: Está bien no estar bien

El verano de 2020 el drama coreano It’s okay not to be okay tuvo una popularidad sin precedentes. A mí me encantó, por la actuación de los personajes y por los temas que aborda. Además, los cuentos que se van presentando me encantaron, y me hicieron pensar mucho también.

Portada de octubre

Uno de ellos me encandiló especialmente: En busca de la verdadera cara 진짜진짜 얼굴을 찾아서. Las ilustraciones tienen su encanto, con cierta imperfección que las hace atractivas, a mis ojos al menos. Así que decidí hacerlo uno de los temas de mi bullet journal particular.

Normalmente, en una agenda uno apunta sus cosas para organizarse las tareas del día, pero para eso ya tenía una agenda normal, de esas de Mr. Wonderful. La pandemia estaba pasando factura a mi salud mental, así que, en lugar de organizar mis tareas, mi intención se dirigió en organizar mi cabeza. Así es.

Aquí te traigo cuatro ideas para incluir en tu bullet journal. ¡Apunta!

  1. “Hasta en el peor día puede haber algo bueno
Página 1 “Momento feliz de hoy”

Empecé por poner un calendario horizontal – página 1- en el que pondría algo relativamente sencillo: un momento que me haya hecho feliz ese día, o me haya hecho sentir mejor. Por pequeño que fuera. Porque puede que hubiera sido un día horrible, que me sintiera muy mal, pero seguro que había algo que me había hecho sentirme mejor.

2. Registros tipo gráficos

Otro aspecto que es importante para medir tu salud mental es el de llevar un registro de cosas tan generales como el sueño o cómo te sientes.

De modo que dibujé un gráfico para rellenar por un lado las horas que había dormido y por otro cómo me encontraba ese día. De esta manera, podría saber si mi humor dependía de mis horas de sueño, o no.

3. Lista de las pequeñas cosas

Hacer una lista de lo que quiero hacer, y no de lo que quiero comprar, me pareció buena idea para cumplir pequeños objetivos.

La idea es escribir pequeñas acciones que deseas realizar, o comenzar, pero que realmente se puedan llevar a cabo en un espacio de tiempo “reducido”.

Sí, están bien los objetivos o sueños grandes, pero tienes que ir paso a paso, realizando pequeñas acciones cada día, cada semana o cada mes. Esas son las acciones que pretendo poner en esta sección.

4. El clásico diario

Página diario

Otra opción muy usual para llevar un registro de tu caos mental es una tan tradicional como el diario. No hace falta que escribas todos los días si es que no te apetece; incluso puedes simplemente escribir “no me apetece escribir, no estoy de humor”, con un porqué opcional, claro.


Y ahora, te dejo con unas cuantas fotos más de cortesía especial: Está bien no estar bien.

Esto lo realicé para octubre de 2020, así que ya te adelante que…no hice más bullet journal tan artístico. Lo siento. Pero estoy muy orgullosa del resultado de este, me sirvió para hacer una retrospectiva de mí misma en mi propia mente, aunque no lo reflejara siempre en papel.

¡SORPRESA!

Como recompensa por haber llegado hasta aquí, te voy a hacer un pequeño regalo, un detallito vaya. Aquí abajo te podrás descargar tres plantillas como el journal que acabes de ver, con dibujos incluidos en blanco y negro para que seas tú quien lo coloree (tómalo como terapia artística).

Con esto termino el blog de hoy, que espero te haya dado alguna idea de qué poner en tu agenda si ya la tienes, o de comenzarla si te lo estabas pensando y no sabías por donde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: